Skip to content

Miserias I: Entrevistas

22 junio, 2010

Inauguro hoy además del verano una sección que creo que me va a dar para unos pocos posts: las miserias del periodismo local. Se trata de esas pequeñas cosas miserables que ocurren como esta que os cuento. Hoy a las nueve de la mañana me llama –amablemente como siempre- la jefa de prensa del PP de una localidad de cuyo nombre paso de acordarme para hablar más claro del asunto. Me pide la grabación de una entrevista que hice el lunes pasado y se publica en el número de esta semana, en concreto, al recién elegido presidente de Nuevas Generaciones de este partido en este municipio. Sorprendida, le pregunto que por qué la quiere y me temo que el entrevistado cree que he distorsionado sus declaraciones. Ella le quita hierro al asunto y me dice que sabe que no he puesto nada que no dijera, pero no desmiente mi sospecha.

Cuento esto porque hoy he descubierto una nueva modalidad de meterse en mi trabajo: pedirme la grabación de una entrevista. Curiosamente, muchas de esas intromisiones, que se dan a menudo, están relacionadas con las entrevistas. La más común es un clásico: te piden un cuestionario. Eso ya molesta, pero se puede llevar un paso más allá: te piden un cuestionario y te dicen que no hagas tal o cual pregunta. Y dos más allá: te piden ver la entrevista antes de ser publicada.

Otra forma de intromisión es la entrevista sugerida: el jefe de un partido o Ayuntamiento, centro comercial, hospital, fundación, institución, colegio, concesionario, óptica o clínica dental, me llama, me explica que han puesto en marcha nosequé cosa y me sugiere una entrevista al responsable de turno. Estos casos tienen una sucia modalidad, a saber: mientras me sugieren hacer la entrevista, dejan caer que han entablado relaciones comerciales con mi medio. ¿No es poco ético?

Volviendo al principio, a mi entrevistado sorprendido, no me extraña que él mismo se haya asustado al ver sus palabras. En la entrevista dice alegremente que hasta hace poco le iba la “extrema derecha”, que las políticas de igualdad “generan más odio en los hombres hacia las mujeres” (atención al “más”) o que las fosas y los restos de la dictadura, mejor no tocarlos. Pensé que, si algo interesaba de esta entrevista, era reflejar eso, que es el discurso de un partido que puede ganar las próximas elecciones, sin los filtros que le ponen los políticos profesionales para disimular lo extremista que es la derecha. Supongo que él consideraba más interesantes sus declaraciones sobre que el Gobierno actual es un desastre, que los jóvenes van a dar frescura al partido, o que van a ganar las elecciones. Pero mis entrevistas las corto yo, a menos que algún jefe de prensa se invente una nueva estrategia para meterse en lo que hago también en la intimidad de mi maqueta.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: