Skip to content

Grandes medios y Periodismo Ciudadano: no me caes bien pero dame tus fotos

14 febrero, 2012

A los grandes medios no les gusta el Periodismo Ciudadano. O eso dicen, mientras su estrategia de supervivencia pasa por crear cada vez más espacios de participación. De los comentarios o los foros a la publicación directa, los lectores  crean cada vez más contenidos en los grandes medios mientras los jefes de todo esto dicen que el Periodismo Ciudadano no existe.

Léase este post al compás de Ornamento y Delito.

Como muestras, algunas declaraciones:

Elsa González, presidenta de la FAPE: El Periodismo Ciudadano no existe

“No creo en la existencia del llamado periodismo ciudadano. Los ciudadanos proporcionan información, no hacen periodismo. Me niego a denominar noticia a informaciones colgadas en la Red que no aplican los principios periodísticos del contraste de fuentes y contextualización. La maraña de información que circula por Internet nos hace más necesarios que nunca.”

Pedro J. Ramírez, director de El Mundo: Un señor que ve un accidente y escribe sobre ello no es un periodista

“Yo sostengo que la actividad profesional debe controlar, seleccionar, presentar y sintetizar las noticias y requiere de una organización jerarquizada. Que exista una distribución del trabajo entre periodistas formados y especializados para ello. El periodismo ciudadano puede ser un complemento pero nunca podrá sustituir al profesional. Un señor que vea un accidente y haga un post sobre ello, estoy seguro de que es un buen vecino, pero no un buen periodista.”

Jesús Maraña, director de Público: A lo mejor el Periodismo Ciudadano no es Periodismo

[…] calificó de “sospechoso” la “unanimidad de que la prensa se muere” y abogó por “la apuesta por la calidad” como forma de diferenciar los artículos realizados por periodistas de la información que se publica por el resto de usuarios en Internet. No obstante, pidió “humildad” y aunque coincidió en que “a lo mejor el periodismo ciudadano no es periodismo”, afirmó que es una “forma de comunicación” que hay que respetar.

Ángel Expósito, exdirector de ABC: Un eufemismo

[…] el director de ABC calificó de “eufemismo” el nombre de “periodismo ciudadano” para calificar la información escrita en blog o en redes sociales por usuarios no profesionales de la información y se mostró convencido de que, ocurra lo que ocurra con las nuevas tecnologías, “la información seguirá haciéndose por periodistas”.

Francisco Marhuenda, director de La Razón: Los únicos capaces de poner criterio

“También es destacado el auge del periodismo ciudadano, que ha puesto en duda la necesidad del periodista como profesional de la información. Pero son los únicos capaces de poner criterio a la información, priorizar, filtrar, valorar y confirmar. Son tareas de profesionales, no de aficionados.”

Bieito Rubido, director de ABC: No son inocentes

El periodista gallego ha mostrado su preocupación por la “nueva ola” del periodismo ciudadano, y ha advertido de que los que participan “no siempre son tan anónimos, ni tan espontáneos, ni tan inocentes”.

Son sólo algunos ejemplos. En su argumentario, se acusa al Periodismo Ciudadano -a la ciudadanía- de no tener capacidad de contrastar la información, ni criterio para seleccionarla, o de ser sospechoso o parcial, acusaciones todas no muy diferentes a las que pueden hacerse a los poderes mediáticos. Simultáneamente, hay una carrera vertiginosa por aumentar los espacios de participación, especialmente en sus productos online, que son los que ofrecen más posibilidades. Primero fueron los comentarios en las noticias y los foros. Luego los blogs del personal de redacción (redactores opinando, ojo a esta concesión, antes privilegio de la sección editorial). Y luego espacios de denuncia en los que las personas usuarias cargan contenidos. Y entrevistas online en las que los lectores de convierten en entrevistadores. Y  espacios de participación en Twitter. Y envíanos tu fotos, mándanos tus vídeos…

Entonces… ¿Les gusta o no a los grandes medios el Periodismo Ciudadano? ¿Utilizan o no los grandes medios la información producida por no profesionales? Los grandes medios, lo llamen como lo llamen, están incentivando la creación de contenidos por no profesionales. Y no sólo animan a sus comunidades a participar bajo supervisión profesional, sino que, cada vez más, abren sus plataformas a la integración de contenidos sin filtros, de libre publicación. Véase la Blogoteca de 20minutos.es, que integra 26.000 blogs, el proyecto La Comunidad de El País -que se presenta así: “Entra y crea tu blog”- o iReport, de CNN.

Al fin y al cabo, ¿qué es el Periodismo Ciudadano? Una definición que recoge Periodismo Ciudadano, una evolución positiva de la comunicación (el libro puede descargarse aquí) es la de Shayne Bowman y Chris Willis en We media: How audiences are shaping the future of news and information:

Es el acto de un ciudadano o grupo de ciudadanos que desepeñan un papel activo en el proceso de recoger, transmitir, analizar y diseminar información. La intención de esta participación es suministrar la información independiente, fiable, exacta, de amplio rango y relevante que una democracia requiere.

Sin misticismos, sin gurús, sin adornos, sin tertulias, el Periodismo, ciudadano o no, consiste sólo en eso, en recoger información y distribuirla. Y eso, en una sociedad alfabetizada y tecnológica, sabemos hacerlo una cantidad significativa de personas. Resulta que algunas lo han hecho y lo hacen sin título universitario ni carné de periodista desde Túnez, Egipto o Siria, poniendo su vida en peligro (según el último informe de Reporteros sin Fronteras “catorce profesionales de la información y periodistas ciudadanos fueron asesinados en el desempeño de sus funciones” en 2011 en Oriente Medio, por poner un ejemplo – el informe puede descargarse aquí-).

Por eso creo que cuando los grandes medios, tontamente, desprecian el contenido creado por un vecino en un blog, no están defendiendo el Periodismo, sino sus privilegios. “Que no lo llamen Periodismo” no suena muy diferente a lo que dicen quienes quieren mantener el estado de excepción sobre el matrimonio homosexual creando jerarquías y erigiéndose en guardianes de lo correcto: “que no lo llamen matrimonio”.

La información es un bien público. Un Periodismo colaborativo y participativo, en el que profesionales (personas que pueden dedicarse en exclusiva a informar y han aprendido ciertas técnicas y recursos) y no profesionales (personas que no solo ven sino que buscan y cuentan historias) sólo puede ser una amenaza para quien pretende mantener el monopolio de informar. Para quienes no saben a qué se dedicarán cuando todos seamos genios.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 29 febrero, 2012 11:59

    “Ordenar” y “jerarquizar” la información también significa “publicar únicamente lo que nos conviene a nosotros o a nuestros anunciantes”.

    Estoy de acuerdo, completamente, en que esta postura de despreciar contenidos “no profesionales” está motivada por un desesperado intento de defender sus privilegios. Si tanto interés tuvieran en la calidad de la información y la veracidad de las informaciones, no despedirían periodistas de carrera para sustituirlos por becarios sin formación, pobrecillos, a los que ni les facilitan herramientas ni les enseñan en qué consiste realmente su trabajo.

  2. 1 marzo, 2012 16:45

    Por suerte hay otros medios que se enteran mejor de la película, especialmente los nativos digitales, que saben valerse del poder de la red. Yo pongo en ellos la ilusión y la esperanza: hay otros modelos y los estamos poniendo en marcha… o intentándolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: