Skip to content

Palabras para una crisis

25 abril, 2012

La lengua no está en crisis: cada día se reinventa, se la inventan, la manosean, la manchan, la violan. Crece, engorda, se ríe de su prima de riesgo, vende activos tóxicos, apuñala la burbuja inmobiliaria y supera los 9.000 puntos en los medios de las masas, para las masas, que han tomado como propia la misión de contarnos una versión de la crisis, una sola. Estos son algunos términos del discurso que nos construyen los medios, día a día, pieza a pieza, desde los mismos despachos en los que se planifican despidos en masa.

cafelito.

  1. Pecado capital.

confianza de los inversores.

  1. Seguridad y/o esperanza de los (nótese el artículo determinante masculino plural) que invierten. Se desconoce en qué invierten pero, por lo visto, no es en el bienestar de la gente.
  2. La seguridad y/o esperanza de las personas no inversoras, o sea, la confianza de la gente… Esa no forma parte del vocabulario de la crisis.

déficit excesivo.

  1. Parte excesiva que falta excesivamente para levantar las excesivas cargas del Estado, reunidas todas las cantidades destinadas en exceso a cubrirlas.

la losa del ~.

  1. Expresión acuñada por el ministro de Hacienda para referirse al déficit

esfuerzo español.

  1. Empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades. El adjetivo, en este caso, designa por una suerte de metonimia a cierta parte de la sociedad española, que es quien realiza el esfuerzo. De esta parte quedan exentos los cargos electos, así como miembros y miembras de la realeza.

flexibilidad laboral.

  1. Que tiene disposición para el doblamiento en el curro.
  2. Que tiene disposición en un entorno de trabajo a plegarse con facilidad a la opinión, a la voluntad o a la actitud de otro o de otros.
  3. Mecanismo por el cual una empresa puede disponer del tiempo de las personas a quienes emplea. De esta manera, el/la trabajador/a que esté en un día libre tomándose un cafelito debe realizar un esfuerzo español y presentarse en su puesto de trabajo. Del mismo modo, si una empresa decide reducir la jornada de una persona trabajadora, esta debe obedecer: lo contrario será considerado resistencia pacífica, es decir, un atentado contra la autoridad ya que, potencialmente, dicha persona podría estar planificando una huelga salvaje ilegal sangrienta.
  • V. cafelito
  • V. esfuerzo español
  • V. resistencia pacífica

gasto superfluo.

  1. Cantidad que se ha gastado de más. Entran en esta categoría cantidades destinadas a universidades y enseñanzas en general, así como en Sanidad, pues no es necesario, está de más, es decir, es superfluo, es despilfarro, gastar en la ciudadanía, como bien dicen los mercados. Queda excluido del gasto superfluo el sueldo del alcalde de Tres Cantos, que es muy importante.
  • V. mercados

herencia socialista.

  1. Conjunto de cosas socialistas culpables del déficit excesivo.
  • V. déficit excesivo

huelga salvaje

  1. Interrupción sangrienta de la actividad laboral por parte de los trabajadores armados con el fin de reivindicar ciertas condiciones inasumibles o manifestar una protesta ilegítima.

~ ilegal.

  1. Variante de la huelga salvaje que tiene lugar en la Comunidad de Madrid.

mercados.

  1. Seres entrañables que necesitan confianza.

recortes necesarios.

  1. Dícese de aquellas disminuciones de presupuesto planteadas por el actual Gobierno. Esta construcción suele ir seguida del complemento “para rebajar el déficit excesivo”, en cuyo caso este elemento no irá precedido de coma. En ocasiones, puede acompañarse este sintagma con elementos de refuerzo tales como “tomar el control” o “herencia recibida”.
  • V. déficit excesivo
  • V. herencia recibida

resistencia pasiva.

  1. Acción y efecto de resistirse pasivamente. En su definición jurídica, atentado a la autoridad. En palabras recientes de un responsable policial: “Lo pacífico es obedecer”.
  2. Lo que hace “el enemigo”.

tormenta, huracán, nubarrones.

  1. Sustantivos todos ellos encontrados en torno a la actividad de la Economía que, de esta manera, queda retratada como un inevitable incidente natural.
  2. ¡Es la naturaleza, estúpido!

soberanía nacional. 

  1. Autoridad suprema que antes residía en el pueblo y ahora reside en el Congreso.
Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 26 abril, 2012 0:01

    “Deuda soberana” es otra expresión muy de moda que a mi me pone retozón. De soberana no tiene nada, los que mandan son los que nos han prestado el dinero, “los mercados.”
    Impresionante post, sea dicho.

  2. nimbusaeta permalink
    26 abril, 2012 2:02

    Yo añadiría “vivir por encima de nuestras posibilidades”: creerse con derecho a una educación y una sanidad gratuitas y de calidad.

    • 26 abril, 2012 17:17

      ELECCIONES (LAS NUESTRAS)
      Opción 1

      Existir: sobrevivir, sostenerse, subsistir.
      Resistir: soportar, sufrir, tolerar, admitir, digerir, tragar.

      Opción 2

      Existir: ser real, tener vida, vivir.
      Resistir: enfrentarse, rebelarse, oponerse, hacer frente, plantar cara, enseñar los dientes.

      http://www.fundacionrobo.org/asalto/

Trackbacks

  1. En Diagonal: Más palabras para una crisis (I) «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: