Skip to content

¿Por qué colocar en portada los asesinatos de dos prostitutas?

5 junio, 2013

Me ha sorprendido abrir algunos medios digitales y encontrar en portada la noticia del asesinato de dos mujeres. Dos mujeres prostitutas. Me sorprende porque es un tipo de noticia a la que los medios dedican normalmente breves. Medias columnas. Un par de párrafos en tono policial. Y nada más. Y nunca más.

Obvio comentarios que he visto en las redes y que aseguran, convencidos, muy convencidos, que Juan Carlos Aguilar no es un asesino machista. No me me interesan.

Sí tengo ganas de recuperar estos párrafos una entrevista a Pilar López Díez, autora del manual de RTVE sobre cómo tratar la violencia machista en los medios de comunicación (recomendaciones que luego han recogido muchos medios o que han replicado otros manuales), a quien entrevisté para feminicidio.es, y con quien hablé de los asesinatos de Ruth y José:

Una de las impresiones es que en el tratamiento de la violencia de género de mujeres maltratadas por su parejas o exparejas ha habido un cambio muy grande, pero no así en otro tipo de violencia de género, como los feminicidios vinculados o los feminicidios por prostitución. ¿Se ha quedado corto el trabajo de sensibilización?

Los grandes cambios sociales son progresivos: hace veinte años, ninguna feminista de España hubiera pensado que la portada de un periódico de ámbito nacional publicaría a cuatro columnas el asesinato de una mujer a manos de su marido. Y, sin embargo, haciendo hemeroteca compruebas que más de un periódico lo ha hecho y más de un telediario ha abierto con un caso de violencia de género. Lo que ocurre es que los medios avanzan poco a poco; mucho más lentamente que la sociedad. Hoy creo que ya no es posible dar marcha atrás y callarse los casos de violencia en relaciones de pareja, sobre todo porque estos hechos están consolidados en las rutinas productivas de los medios. Sin embargo, tienes razón cuando echas en falta que se informe sobre los feminicidios de relación.

Los medios de comunicación deberían dar un paso adelante, asumir un mayor compromiso categorizando como violencia de género también cuando un prostituidor mata a una prostituta (como sabemos que pasa). Y no hay que olvidar que es una deficiencia de la Ley contra la Violencia de Género que no contempla el asesinato de una prostituta como violencia de género ni el de una estudiante que se niega a pasar los apuntes a un compañero, quien termina asesinándola. Ni, por supuesto, los casos de los niños Ruth y José.

Lo que vino a decir Pilar López Díez, lo que ven muchas feministas, es que ha sido relativamente fácil hacer desenmascarar cierto tipo de violencia machista. El resto se nos narra como suceso y se nos viene a presentar como algo que ocurre en la “otredad”. Algo que les pasa a las otras. La periodista June Fernández señala esta idea en en un artículo en Pikara:

Y si el miedo de decir que la víctima ejercía la prostitución y era africana es que entonces sea percibida como una de “las otras” y por tanto provoque menor empatía, indignación y movilización social, pues ahí nos encontramos con otro reto, hacer un periodismo que denuncie la existencia de ciudadanas de primera y de segunda categoría (y de personas a las que incluso se les niega la condición de ciudadanas).

El mecanismo de los medios, a pesar de todo el resfuerzo, de todas las recomendaciones y de todo el indiscutible trabajo que se ha hecho, reconoce con facilidad los feminicidios íntimos al tiempo que deja fuera muchs mediante la producción de “otras”. “Otras” que quedan lejos y cuyo sufrimiento se nos presenta en la distancia.

Vuelvo al principio. Me ha sorprendido encontrar en algunas portadas la noticia del asesinato de dos prostitutas. Prostitutas inmigrantes lejos distantes otras. ¿Por qué ha llegado hasta las portadas lo que los grandes medios relatan como un suceso? Por él. Él, que era un hombre normal. Él, a quien se nombra en los titulares como un “maestro” y a quien mantienen ajeno a la violencia machista.

* Feminicidio.net hace un increíble trabajo de documentación de feminicidios: que yo sepa nadie más recoge y cataloga de forma tan específica los asesinatos machistas en España. Los datos de España están actualizado en su herramienta Geofeminicidio en la que establece un completa tipología de feminicidios.

* El concepto de tratamiento de la información como “sufrimiento distante” me ronda la cabeza tras haber leído ‘The Spectatorship of Suffering’, de  Lilie Chouliaraki. Ella lo utiliza para analizar el tratamiento de la información sobre emergencias, pero creo que los conceptos pueden ayudar a analizar el tratamiento de la violencia de género en los medios.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Lynn G. Olsen permalink
    15 junio, 2013 13:14

    Sobre el aumento de los asesinatos de mujeres recogidos de los medios por el Observatorio Maricel Zambrano, es difícil confirmar si responden a un aumento efectivo de los feminicidios en la sociedad, pero la mayoría de las especialistas se inclinan por el no. Más bien se considera que, como consecuencia de la mayor visibilidad que se le está dando al tema, pasaron también a integrar la agenda mediática. En Argentina, por ejemplo, a partir de la sanción dela Ley26485 hay mucho más tratamiento público y en los medios de la violencia de género.

  2. 23 junio, 2013 5:58

    Setenta mujeres, al menos, perdieron la vida en España en 2003 a manos de su pareja o ex pareja. Es el frío dato del último extremo de la violencia ejercida contra las mujeres, que alcanza cifras de vergonzosa epidemia. Violencia de la que los medios de comunicación se hacen eco cada día con más fuerza, a medida que han ido aumentando las denuncias por malos tratos y también, paradójicamente, las muertes de mujeres. Aunque esta realidad social es calificada en los medios con diferentes términos: violencia contra la mujer, violencia doméstica, violencia familiar o intrafamiliar, violencia de sexo, violencia machista, se ha ido imponiendo una denominación, violencia de género, que EL PAÍS también utiliza y por la que algunos lectores protestan periódicamente.

  3. 5 julio, 2013 0:22

    · Psicológica. La violencia psíquica aparece inevitablemente siempre que hay otro tipo de violencia. Supone amenazas, insultos, humillaciones, desprecio hacia la propia mujer, desvalorizando su trabajo, sus opiniones… Implica una manipulación en la que incluso la indiferencia o el silencio provocan en ella sentimientos de culpa e indefensión, incrementando el control y la dominación del agresor sobre la víctima, que es el objetivo último de la violencia de género.

Trackbacks

  1. Esceptica | Fugaces 10/06/13
  2. Machismo y medios: lo peor de 2013 | impunemex.com
  3. Machismo y medios: lo peor de 2013 | The Fuckington Post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: