Skip to content

Campañas contra la violencia de género: Los agresores no existen, el móvil no se explica

5 noviembre, 2015

Comparto unos desbordamientos, unas declaraciones de la periodista Nuria Varela que no han cabido en 4.500 caracteres que Diagonal me ha prestado para analizar algunos (en mi opinión) fallos de las campañas contra la violencia de género.

Los agresores no existen en las campañas y tampoco en los medios.

Yo creo que en las campañas contra la violencia de género hay que poner el foco en los agresores. Los agresores no existen, no se les nombra, no les vemos, no sabemos qué hacen, cómo se comportan… No sensibilizamos sobre eso, aunque para eso hacemos las campañas. Eso se traslada luego en cosas recurrentes, y con las que no conseguimos acabar, como que muchos periódicos, día tras día, titulan que las mujeres “mueren” y no que son asesinadas. Los asesinos no existen en la violencia de género, no están en las campañas, con lo cual tampoco están en los medios. Creo que eso es un gran fallo de todas las campañas, que se pone el foco en las mujeres como si la violencia de género fuese un problema de las mujeres, y no lo es: es un problema de los hombres que sufrimos las mujeres.

Es recurrente utilizar imágenes de mujeres amoratadas, terriblemente golpeadas. Pero cuando la mujer ha sido golpeada, como la representan muchos mensajes, la campaña ya ha fracasado.

Cuando una mujer es golpeada, ya ha sufrido mucha violencia de género. Antes de llegar al primer golpe ya ha habido un tremendo proceso de destrucción psicológica, probablemente sexual y económica, y otras muchas. Se supone que hacemos campañas para prevenir: una vez que aparece esa imagen, la de la mujer golpeada, ya hemos fracasado.

#yomecomprometo

Imagen de la campaña #yomecomprometo: representar a las mujeres que sufren violencia de genero golpeadas supone asumir que el trabajo de prevención ha fallado.

Casi todos los mensajes del Ministerio de Asuntos Sociales, responsable de las principales campañas estatales contra la violencia de género, apelan a las mujeres: “Tú decides”. Poner el foco en ellas responsabiliza a las víctimas de acabar con la violencia que sufren y esto es insólito.

En algunas de las campañas, sobre todo las que hemos visto con este Gobierno, las de los últimos años, se responsabiliza a las víctimas de salir de esa situación. Eso es insólito: no se me ocurre ningún otro delito en el que la víctima sea responsable de solucionar esa situación. Es una locura. La víctima lo que tiene que hacer es recuperarse y rehacer su vida. Creo que con eso limpiamos la conciencia de la sociedad: denuncia, no te calles, estamos para ayudarte…

En ninguna campaña se explica el móvil: la relación entre desigualdad y violencia de género es invisible. De nuevo, añado, esto se traslada a los medios.

Lo que me parece el fallo fundamental de las campañas es que no se traslada el móvil del crimen. El problema de la violencia de género es que no se conoce el móvil: no está en la calle, no se entiende, no se explica bien porque sobre eso no se sensibiliza. La relación entre desigualdad y violencia de género no se trabaja. Como no trasladamos el origen de la violencia, ni sus causas, ni cómo prevenirla, no trasladamos el mensaje correcto a la sociedad. Creo que donde se ve más claro es con la violencia sexual, y así tenemos al Ministerio de Interior con los consejos en su página web en los que se nos dice que restrinjamos nuestras libertades, cuando es exactamente lo contrario. En los países donde mejor es la relación de igualdad entre hombres y mujeres es en los países donde menos agresiones de todo tipo hay, y viceversa.

Una de las pocas del Ministerio de Asuntos Sociales que quita el foco de la víctima para ponerlo en el agresor y su entorno, la de ‘Saca tarjeta roja al maltratador’, incluye a personajes conocidos diciendo: “¿Tú crees que eso es ser hombre?: yo no”. Llama la atención que una campaña contra la violencia de género recurra a estereotipos sexistas. Más aun en esta campaña, que supone una ruptura con otras campañas del ministerio.

Fotograma del spot 'Saca tarjeta roja al maltratador'

El concepto de “ser hombre” es fácilmente identificable por el público general y también un recurso claramente sexista.

La campaña ‘Saca tarjeta roja’ fue muy discutida por muchas razones, y yo nunca he estado a favor de esa campaña. Se utilizan elementos de la masculinidad tradicional para llegar a los hombres que más ejercen la masculinidad tradicional, porque sabemos que el maltratador ejerce ese tipo de masculinidad. El foco es ese, se apunta a la masculinidad tradicional y por eso se utiliza su mismo lenguaje, pero efectivamente la campaña no está bien resuelta. Creo que el fondo se trabajó mucho pero no se trasladó bien que se trata de una crítica a esa masculinidad. Más bien parece un refuerzo, no se adopta una postura crítica.

La campaña ‘Hay salida’, entre otras, da a entender que se puede acabar fácilmente con la violencia: es el milagro del 016.

'Hay salida'

Fotograma de la campaña ‘Hay salida’, una de las muchas que va dirigida a las mujeres.

Como decía antes, es una de esas campañas en las que se pone la responsabilidad en ellas. La muchacha es una chica joven que llama a su amiga o a su madre: se transmite que la violencia de género es una cosa que solucionamos entre nosotras, y además lo solucionamos si tú quieres. Pero, ¿cómo va a reaccionar ese muchacho? ¿Qué consecuencias tiene para su vida esa decisión? Las campañas en las que se pone la responsabilidad en ellas tienen todos los errores. Lo único bueno en este caso es que rehúye el estereotipo de mujer maltratada ama de casa que veíamos hace años, como si a las chicas de 16 no les pasara. Por lo demás, parece que no hay un agresor, que salir de la violencia solo es voluntad de la víctima, que la denuncia no tiene consecuencias. No sabemos qué pasa con él: ¿desaparece de su vida? ¿Y si es su compañero de clase? Hay una frivolización. Y eso es muy peligroso. No me gustaría relacionarlo directamente pero sí decir que la falta de información y sensibilización la vimos este verano cuando asesinaron a dos mujeres que fueron a recoger la ropa de una de ellas. Si estuviesen formadas e informadas sobre las consecuencias, sabrían que no puede ir sola o con una amiga una vez que ha roto con el maltratador a recoger la ropa, porque es uno de los momentos de mayor riesgo.

Le pregunté a Nuria Varela si conoce alguna buena campaña contra la violencia de género, institucional o no.

Yo creo que la campaña ideal sería la que trasladara tres mensajes: que es una responsabilidad de los hombres, que no estuviésemos hablando de violencia física sino haciendo primero trabajo de prevención y que quedase claro que esta violencia es así por la falta de igualdad entre hombres y mujeres, que esa es la relación que nos cuesta que entiendan lo medios de comunicación. Esas tres cosas faltan y no tengo en la memoria ninguna campaña que haya incidido sobre eso.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: